Seguros de Responsabilidad civil para los tratamientos de belleza

Los seguros de responsabilidad civil para los tratamientos de belleza, estas destinados a un negocio especifico que crece día a día. La demanda de este tipo de seguros es grande, y debe adaptarse en forma constante. Los seguros de responsabilidad civil para los tratamientos de belleza deben cubrir no solo al profesional si no también al damnificado.

La responsabilidad civil de todo profesional, tiene la obligación de reparar el daño que le haya causado al paciente. Pero no es lo mismo la responsabilidad civil de la actividad que la responsabilidad civil del profesional.

La responsabilidad civil, general, cubre los daños materiales y/o personales producidos a terceros, ya sea por el ejercicio de la actividad profesional o como el propietario de la instalación. Y la responsabilidad civil profesional es la producida como consecuencia de un error en el desarrollo de la actividad y supone un daño patrimonial y consecuencial al perjudicado. Esto conlleva a que la persona tenga la titulación académica adecuada para ejercer la profesión cubierta, ejemplo médicos, abogados, ingenieros, jueces, etc.
El seguro de responsabilidad civil para los tratamientos de belleza o estética, que se quiera contratar, debe cubrir los siguientes puntos: elegir entre un monto y otro en euro como suma asegurada (ejemplo de 150.000€ o 300.000 €), deberá cubrir la defensa y fianza, los honorarios de facturación de cada asegurado están marcados en diferentes tramos (ejemplo hasta 60.000€, de 60.001 a 120.000€, etc.).

Los tratamientos de belleza que debe cubrir la póliza pueden ser: depilación láser, acupuntura, aromaterapia, cera, extensión de pestañas, depilación eléctrica, electrolisis, hidroterapia, manicura, pedicura, extensiones de uñas, maquillaje, masajes, oxigenoterapia, masajes linfáticos, perdida de peso, sauna y hasta tratamientos faciales. Algunos dejaran de usarse y otros nuevos aparecerán en el mercado, las aseguradores irán modificando la póliza de acuerdo a ello, Ud. como asegurado deberá controlar que no quede sin cubrir ninguna de las actividades que realiza.

El funcionamiento de la póliza de responsabilidad civil se contrata fundamentalmente sobre el volumen de horarios estimados de la empresa, en otros casos puede haber otros criterios tales como numero de empleados, estados contables, etc. Como la póliza se base el volumen de la empresa, anualmente deberá comunicar el volumen realmente realizado, así se regularizara la prima. De no hacerlo en caso de siniestros la indemnización será menor en forma proporcional por el monto no actualizado.